miércoles, 15 de diciembre de 2010

6.- Trece demonios.

Los pequeños y destructivos vástagos de Marina, pronto crecerían y se harían conocer por el resto del mundo como demonios. Y no era una denominación equivocada, ya que tenían una sed de sangre y destrucción descomunal, además de un poder que rivalizaba con el poder de su propia madre .
La mayor parte del tiempo tenían un aspecto humano, pero en cualquier momento estallaban  y destruían ciudades completas.

Pero en Marina aún quedaba cierta estima por las especies que en antaño había protegido y dado de beber, de manera que creó todo un inframundo, cuya puerta no era otra que la montaña que ella abrió en canal para  alumbrar a sus hijos. Allí y solo allí habitaría junto a sus pequeños. Y tenía una gran tarea, pues controlarlos no era  fácil. Más aún, teniendo en cuenta su estado. Marina volvía a estar preñada. La maldición no sólo afecto a sus hijos sino también a ella, Marina, ojos de tormenta, cambió su apodo por la madre del Mal. Puesto que se vería obligada a parir una y otra vez a los hijos del dios Kain.

Por supuesto, los trece demonios no eran iguales. La hermana mayor de todos los diablos, Morrigan, tenía una fuerza excepcional, digna rival de su propio padre, el dios de la destrucción. Sin embargo, de su madre había heredado, además de su belleza, una inteligencia y picaresca especial. Ella había descubierto el placer de destruir por medio de los demás. Disfrutaba provocando la guerra, haciéndose pasar por cuervo infundía ira a los combatientes para disfrutar aún más de la batalla.

Clara, la diosa de la creación, y madre de los dioses, pronto percibiría esta ola de destrucción como un desafío por parte de Marina. Lo que mamá no sabía es que iba a desatar el infierno en el olimpo. De los demonios había tres cuyo poder  merecía tener en cuenta la diosa suprema: Morrigan, Camulus y Epona.
Sin embargo, el número de demonios ya iba por millares y en olimpo solo eramos 6 dioses, incluida yo, cuyo poder no serviría de nada en una batalla.

1 comentario:

  1. Magnífico giño a la Morrigan celta!! :-)
    Por cierto, te pillo con permiso detalles de todo esto, para introducirlo como religión, en el mundo que estoy creando para una partida de D&D

    ResponderEliminar

Licencia de Creative Commons
Por todos mis dioses is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Based on a work at portodosmisdioses.blogspot.com.